info@dracortes.com

Ácido Hialurónico: Lo que debes saber.

Publicado por hugo gonzalez en

Muchas veces nos preguntamos cuál es el mejor tratamiento para esa arruguita que tanto nos molesta. Toxina Botulínica? Ácido Hialurónico? Plasma rico en Plaquetas? Hilos tensores? Uf y así un montón de alternativas que finalmente terminan por confundirnos.   

Hoy les quiero contar un poco más acerca del tratamiento con Acido Hialurónico.

Lo primero que tenemos que entender es que existen diversas técnicas para atenuar la profundidad de las arrugas, pero ninguna es mágica. Por lo que debemos cuidar nuestra piel a diario para retrasar la aparición de líneas de expresión el máximo tiempo que sea posible.

Hay varias técnicas que permiten en la actualidad atenuar y frenar la profundidad de las arrugas. En el tercio superior del rostro es muy común tener las famosas “arrugas de expresión”(o dinámicas), que se forman por la contracción muscular repetida a lo largo de los años hasta producir una “fractura” en la piel, formando líneas sobre la superficie de ésta. Como ya hemos dicho, lo mejor para estas arrugas es el tratamiento con Toxina Botulínica.

Existen también las “arrugas estáticas” que se forman principalmente en el tercio inferior del rostro. Un ejemplo son los surcos nasogenianos, y las líneas de marioneta (comisuras caídas). Estas líneas o surcos se rellenan con un material un poco más denso, como un gel, que es el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico tiene 3 funciones: rellenar, hidratar profundamente y estimular la producción de colágeno de la zona inyectada. Por lo tanto, al aplicar ácido hialurónico estamos frenando el daño por un lado, rellenando y regenerando la piel por otro.  Se utiliza por ejemplo para rellenar surco nasogenianos, líneas de marioneta, perfilar labios, aumentar su volumen y en rinomodelación. El ácido hialurónico se va reabsorbiendo con el tiempo, tiene una duración de 6 meses a 1 año aproximadamente y esto depende mucho de los hábitos de la persona: fumar, tomar sol, no utilizar bloqueador y no suplementarse siminuye la duración de los tratamientos.

Otra característica del ácido hialurónico además de rellenar, es que hidrata y repara la piel con el transcurso de los meses. Este efecto frena la profundidad de la arruga y la va atenuando. Así, cuando 10 meses a 1 año después se aplique otra vez ácido hialurónico, el resultado será mucho mejor porque actuará sobre la base de una piel más reparada que la primera vez

Tanto la toxina botulínica como el ácido hialurónico son tratamientos, que aplicados en forma constante en el tiempo, logran detener el daño y reparar la piel (dentro de ciertos límites). El objetivo es mantener un rostro natural y mantener nuestra piel los más sana posible en el transcurso de los años.

 

← Publicación más antigua Publicación más reciente →


comentario


  • Muy interesante la informacion. Lo mejor es estar muy bien informada, antes de tomar una decisión. Muchas gracias.

    Nancy Muñoz en

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados